¿Cómo proteger a mi perro de la oruga procesionaria?

¡Hola [email protected]!🐶 Si estás leyendo este artículo seguramente sea porque quieres saber cómo proteger a tu perro de la oruga procesionaria, y así evitar sus peligros. Si es así, sigue leyendo porque en este artículo te voy a explicar por qué la oruga procesionaria es un peligro para tu perro y qué debes hacer para evitar que tu perro tenga contacto con una oruga procesionaria. Pero además, este artículo es muy especial porque cuento con la ayuda de 6 perros que han tenido la (maldita) experiencia de haber sufrido el peligro de la oruga procesionaria. Así que [email protected], lee atentamente porque ellos mismos te van a contar qué síntomas tuvieron cuando estuvieron en contacto con la oruga procesionaria, cuál fue el tratamiento de cada uno, ¡y muchas cositas más que te ayudarán a ti y a tu perro! Muchísimas gracias a Hachiko, Fura, Keko, Chuk, Fakir y Taffy por vuestra colaboración y ayuda💙

Sin embargo, si has llegado hasta aquí porque tu perro ha tenido contacto con la oruga procesionaria y estás buscando información porque no sabes qué hacer, POR FAVOR, lleva a tu perro al veterinario YA. Una rápida actuación será determinante para que el veterinario pueda salvar a tu perro. Espero que no estés leyendo esto porque te encuentras en el segundo caso, pero si es así, te aconsejo que dejes de leer ¡¡y lleves a tu perro al veterinario más cercano!!.

La oruga procesionaria en pinos

¿Qué vas a ver en este post?

La oruga procesionaria: Un peligro para tu perro

Ya ha llegado la primavera y junto a esta bonita estación, también llega la oruga procesionaria y muchos peligros a los que se expone tu perro con su presencia. La oruga procesionaria suele aparecer en los meses de abril y mayo entre los pinares y los cedros, pero debido a los cambios climáticos que sufrimos continuamente, ya hace bastantes años que la oruga procesionaria aparece en los meses de marzo o abril. Últimamente han habido varios avisos y es que desgraciadamente, se confirma que este año la oruga procesionaria ya ha llegado. La oruga procesionaria es un peligro para tu perro porque si se la come o entra en contacto con ella, puede incluso perder la vida.

Aunque solemos decir que la oruga procesionaria puede «picar» a los perros, realmente no se trata de una picadura como tal. Las orugas procesionarias tienen en sus pelos una toxina venenosa. Cada oruga cuenta con cerca de 500.000 pelos o púas envenenadas, ysi tu perro se come una oruga procesionaria o uno de sus pelos entran en contacto con él a través de su nariz o boca, esta toxina venenosa puede provocarle necrosis de la lengua o de garganta. En el primer caso, hay cortarle la zona de la lengua donde está necrosada. Sin embargo, si es en la garganta… no se puede hacer nada por salvar su vida. Por eso, insisto en que es muy importante llevar a tu perro enseguida al veterinario. Si no se trata lo antes posible ¡la vida del animal corre peligro!

Pinos con la oruga procesionaria

¿Qué es la oruga procesionaria?

Pero, ¿qué es este insecto que tanto daño puede hacer a mi perro? 🐛La oruga procesionaria es una oruga recubierta de pelos muy urticantes que flotan en el aire. Si estos pelos entran en contacto con cualquier persona o perro, puede provocar irritación o urticaria, además de una fuerte reacción alérgica en algunos casos.

Este tipo de orugas aparecen donde hay pinos como por ejemplo en los parques, bosques o campos. Anidan entre las ramas de los pinos formando unas bolsas como puedes ver en la foto de arriba. Más tarde bajan en procesión para enterrarse hasta terminar con su ciclo, y finalmente, convertirse en mariposas.

Su nombre «oruga procesionaria» hace referencia a que cuando las larvas bajan para enterrarse, bajan completamente pegadas unas a otras a modo de procesión como puedes ver en la siguiente foto:

 

¿Qué síntomas provoca la oruga procesionaria en un perro?

Si tu perro entra en contacto con una oruga procesionaria lo sabrás enseguida porque empezará a sacudirse, lamerse, frotarse y, sobre todo, notarás que algo le molesta y necesita ayuda.

Entrar en contacto con una oruga o sus pelos puede provocar irritación en los ojos, oídos, nariz, garganta, y a personas o animales sensibles, una fuerte reacción alérgica respiratoria. Los síntomas que provoca la oruga procesionaria en un perro son distintos porque depende de la zona con la que haya entrado en contacto, pero generalmente los síntomas que provoca son:

👉Hipersalivación

👉Inflamación del hocico y labios hinchados

👉Lengua roja, amoratada o negra

👉Dolor marcado

👉Comportamiento inquieto o nervioso

👉Inflamación de la zona afectada

👉Irritación ocular y picor generalizado

👉Dificultad para respirar

👉Agita la cabeza o arrastra el hocico por el suelo

 

(Malditas) experiencias con la oruga procesionaria: 6 casos reales

Para hacer este post me han ayudado 6 familias fantásticas y sus peludos (MIL GRACIAS💙) que han vivido la maldita experiencia de haber estado en contacto con la oruga procesionaria, y haber sufrido sus consecuencias. Sigue leyendo porque serán ellos mismos quiénes te van a contar su experiencia:

Cómo proteger a mi perro de la oruga procesionaria: La experiencia de Hachiko 1. Hachiko

¡Guau!🐶 Mi nombre es Hachiko y menos mal que mi papi Michel se dio cuenta de que algo me pasaba porque babeaba mucho. Los síntomas que yo tenía era que estaba muy nervioso y tenía mucha baba en la boca.El tratamiento que me dieron en el veterinario fue urbason en vena y mucho suero con desinfectantes.

Tardé en recuperarme 2 semanas ¡pero lo conseguí!💪 Aunque como secuelas perdí un trocito de mi lengua como puedes apreciar en mi foto.

Para evitar que tu perro pueda tener contacto con la oruga procesionaria o comérsela, te aconsejo no llevarle nunca donde hay pinos. Recuerda, ¡alejaos siempre de los pinos!

Cómo proteger a mi perro de la oruga procesionaria: La experiencia de Fura

2. Fura

¡Guau!🐶 Me llamo Fura y mi mami Yolanda se fijó en que estaba muy nerviosa y con mucha salivación e inflamación de la boca. Además, mi lengua se se me salía de la boca. Los síntomas que yo tenía inflamación de la boca, salivación y mi lengua fuera de la boca. .El tratamiento que me dieron en el veterinario fue lavarme la boca y un inyectable.

Por suerte, yo sólo tardé unos días en recuperarme💪 Aunque las secuelas que me quedaron fueron que yo también perdí un trocito de mi lengua, como puedes ver en mi foto.

Lo que yo recomendaría para evitar que la oruga procesionaria pique a tu perro es  vigilar que no haya bolsas blancas en los pinos si estáis en alguna zona donde hayan pinos. Intentar que en el tiempo que esté tu perro paseando no salga por la zona. Sobre todo,  recomiendo correr al veterinario si tu perro entra en contacto con la oruga procesionaria.

Cómo proteger a mi perro de la oruga procesionaria: La experiencia de Chuck3. Chuck

¡Guau!🐶  Yo soy Chuck y mi mami Carlota vio que no paraba de rascarme el hocico, lo arrastraba por el suelo y babeaba mucho. Los síntomas que yo presentaba era respiración agitada, picores en la trufa y morro, muchísima salivación y la lengua no me entraba en la boca, además de tenerla dura como una piedra. El veterinario me puso varias inyecciones como tratamiento y pasé toda la madrugada en el veterinario. Al día siguiente estaba mejor y me recuperó pronto. ¡Menos mal que mi familia fue muy rápida! No tardaron ni 5 minutos en llamar a urgencias veterinarias e ir corriendo. ¡Fue uno de los peores días de nuestra vida! Por suerte, a mí no me quedó ninguna secuela😊

Para evitar que tu perro también sufra esta maldita experiencia con la oruga procesionaria te recomiendo no pasear cerca de pinos ¡y andar con mil ojos a ver dónde se acercan!

Cómo proteger a mi perro de la oruga procesionaria: La experiencia de Fakir4. Fakir

¡Guau!🐶 Mi nombre es Fakir y mi mami Laura notó que se me había hinchado la lengua y me sobresalía por la boca. No podía cerrar la boca de lo hinchada que tenía la lengua.

Los síntomas que en mi caso sufrí fue que estaba muy inquieto y restregaba la boca con la lengua fuera por el suelo buscando tierra húmeda. Mi familia me llevó al veterinario y me puso una inyección como tratamiento. Al cabo de 4 ó 5 días ya me había recuperado del todo y por suerte no tenía ninguna secuela.

Yo te recomiendo que evites pasear por zonas donde haya pinos. Si no tienes más remedio que pasar por esa zona, lleva a tu perro siempre atado para controlar que no se acerque ni toque a estas orugas.

Cómo proteger a mi perro de la oruga procesionaria: La experiencia de Keko5. Keko

¡Guau!🐶 Soy Keko y mi mami Elia en ningún momento me vio cerca de la procesionaria, pero una noche jugando conmigo se dio cuenta de que me faltaba un trocito pequeño de lengua. Y a la mañana siguiente, antes de llevarme al veterinario, me faltaba otro poquito más. En cuanto a mis síntomas, se me empezó a caer la lengua a trocitos por la parte de la punta (se ve que es la zona con la que tuve contacto con la oruga procesionaria). Se me ulceraron las encías y tenía muchísima inflamación. También tiraba como una baba amarillenta/verdosa y densa.

Mi tratamiento fueron dos pomadas. El nombre no lo recuerda mi mami. Una era como una pasta que me daban con jeringuilla para pararme la necrosis de la lengua y que no se me cayese más. La otra pomada era ácido hialurónico que me frotaban por las encías varias veces al día.

Para recuperarme tardé más de lo debido, ya que el primer veterinario al que fuimos no supo identificar lo que me estaba pasando. Tardaría aproximadamente 2 meses hasta que conseguí estar bien al 100%. Por fortuna ninguna, solamente me ha quedado como secuela una lengua cuadrada en lugar de redondita (me falta justo la punta de la lengua). Debido a que respondí bien al tratamiento y a que no se cogió muy tarde, no perdí la cuchara de la lengua y puedo beber y comer sin problema. ¿Qué te recomiendo yo?  Si sales a pasear por zonas con pinos en época de procesionaria no lo dejes suelto, y si lo haces que no se aleje mucho de ti. De esta manera puedes controlar a qué acerca su hocico, y en caso de llegar a tocarla acudir al veterinario sabiendo qué ha tocado.

6. Taffy

¡Guau!🐶 Me llamo Taffy y mi familia se dio cuenta de que debía llevarme rápidamente al veterinario ¡porque llevaba la oruga procesionaria en la boca!
Los síntomas que yo tenía era salivación. Salivaba mucho y cuando me llevaron al veterinario, me quedé ingresada enseguida y me hicieron muchas cosas para ayudarme y curarme. Estuve 2 semanas más o menos malita hasta que lo conseguí y me curé😊  Pero desgraciadamente, como secuela había perdido un trocito de mi lengua.

Para que no te pase lo mismo que a mí, te recomiendo no ir a sitios con pinos y si hay pinos, procurar mirar antes si hay bolsas de orugas. También debes llevar siempre mucha agua, porque si le pica una oruga hay que poner agua en abundancia sobre la zona y sin tocar la zona, ir lo más rápido posible a un veterinario.

¿Qué hacer si a mi perro le «pica» o se come una oruga procesionaria?


👉El tiempo de reacción es crucial por eso lo más importante es llevar a tu perro a un veterinario de urgencias.

👉Alejarte inmediatamente de la zona para que se produzcan nuevos contactos y empeorar la situación.

👉Comprobar si tu perro tiene dificultades para respirar

👉Abrir su boca para ver si tiene la oruga procesionaria dentro, observar el estado de su lengua y de sus mucosas orales

👉No frotar la zona afectada porque puedes provocar que se rompan los pelos y la liberación de más toxina venenosa.

👉Lavar la zona afectada con abundante agua o con suero fisiológico, y con mucho cuidado para que el perro no se la trague.Con la ayuda de una jeringuilla y metiéndosela por un lado para que el agua salga hacia delante, hay que limpiar la zona de dentro hacia fuera para arrastrar los pelos de la oruga hacia fuera. ¡Recuerda que nunca debes de frotar la zona afectada!

¿Cómo proteger a mi perro de la oruga procesionaria?

Cuando se trata de la salud es muy importante estar bien informados para prevenir, sobre todo, si la vida de tu perro puede estar en peligro. Por eso, es imprescindible que sepas cómo proteger a tu perro de la oruga procesionaria, ya sea durante los paseos o para controlar las plagas si en tu casa tienes un jardín con pinos.

Elimina a la oruga procesionaria de los pinos de tu jardín

Si vives en una casa con jardín o en una casa de campo donde tienes pinos, abetos o cedros, lo más recomendable para evitar que tu perro tenga contacto con una oruga procesionaria es eliminarla. Para ello existe la opción de fumigar con productos químicos, pero si prefieres algo más ecológico existen unos conos que se colocan en el tronco de los árboles para evitar que las orugas bajen al suelo. ¡Pero ten cuidado! No olvides que la toxina de sus pelos puede flotar por el aire.

Informa si ves una plaga de orugas procesionarias

La oruga procesionaria no sólo puede afectar a tu perro, sino también a otros animales, niños y personas. Sobre todo,  si hay una plaga en algún parque o jardín al que suelan ir los niños a jugar o las personas a pasear a sus perros.

Si ves una plaga de orugas procesionarias puedes llamar a tu ayuntamiento y preguntar si hay algún plan y, además, informarles de la zona en la que está para que vayan a controlar la plaga.

Pinos, abetos y cedros

Si a ti también te encanta la naturaleza y pasear por la montaña con tus perros, debes tener mucha precaución ya que en naturaleza abierta es donde más vas a encontrar. Si vas a realizar alguna ruta o excursión con tus perros, infórmate y averigua si en esa zona hay procesionaria.

Evita zonas con pinos

Lo he repetido varias veces a lo largo de todo el post y no quiero que se te olvide: ¡aléjate de los pinos! Sobre todo, si hay bolsas blancas entre sus ramas. Lo ideal es que busques otra zona o otro parque para pasear con tu perro y así evitar un susto.

Controla a tu perro

Si vives en una zona en la que no puedes evitar que tu perro esté en contacto con los pinos, abetos o cedros, ¡controla a tu perro y no lo pierdas de vista! En un segundo puede comerse una oruga sin que tú te des cuenta. Guarda el móvil y mira a tu perro, observa cómo disfruta de las pequeñas cosas de la vida, de cada olor…

 

Para concluir este artículo quiero que por favor no olvides dos cosas: aléjate de las zonas con pinos y si por desgracia tu perro entra en contacto con una oruga procesionaria, ¡¡llévale enseguida al veterinario!!

Si al igual que Keko, Hachiko, Taffy, Fura, Chuck y Fakir tu perro también ha vivido una maldita experiencia con la oruga procesionaria te invito a contarla en comentarios. Pienso que la experiencia de cada uno es distinta y puede ayudar a muchas familias a conocer mejor los síntomas y en general, lo que provoca esta oruga en nuestro mejor y más fiel amigo.

Una vez más quiero agradecer a Laura y Fakir, a Michel y Hachiko, a Yolanda y Fura, a Elia y Keko, a Carlota y Chuck, y a la familia de Taffy haber participado en este artículo contando vuestra experiencia para ayudar a otros peludos y a sus familias. ¡Millones de gracias por vuestra ayuda!

Muchas gracias por leer este artículo que he escrito😊 Y no olvides compartir para que más mamis y papis perrunos sepas qué hacer para proteger a su perro de la oruga procesionaria.

Un besazo gigante mío y lametones de Thor, Nina y Pelusa💗

PD: Cuéntame en comentarios qué te ha parecido esta información, y si tu perro o alguien que conoces ha sufrido por culpa de la oruga procesionaria . ¡Leo y respondo siempre!😊😘

Si te ha gustado ¡no olvides compartir! 🙂
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *